13/2/10

13 febrero 2010

Hoy hace un año que comenzó este blog.

ERESHKIGAL Y SOFÍA: EL CICLO DE LA MADRE

Inanna ha descendido al mundo subterráneo, a enfrentarse con su contraparte oscura, su hermana Ereshkigal, la Señora del submundo, la que fue relegada al submundo.
En el camino de descenso, Inanna, ante cada una de las puertas, ha tenido que desprenderse de parte de sus vestiduras, de forma que al llegar ante la Diosa Oscura está completamente desnuda.
Ereshkigal está embarazada. Siempre está embarazada, y sufriendo dolores de parto, porque ella es la Madre devoradora y primordial, la materia prima, el sustrato del ser, ese lugar oscuro y primitivo, de absoluta crudeza, que es pilar, tumba y cuna de toda generación. En ella confluye, se disuelve, se origina y se renueva la vida.
En otra tradición, Ereshkigal es Medusa, la que convierte en piedra, a la que sólo se puede mirar reflejada en el espejo de la verdad.
Ereshkigal ha sido relegada al inconsciente, ignorada, identificada con el mal. Está furiosa y
resentida, y es salvaje. Cuando Inanna llega ante ella, Ereshkigal la escruta con su terrible ojo, lanza contra ella el grito de la ira, el grito de la culpa, la maldice...
"Inanna -dice el antiquísimo poema sumerio- se convirtió en cadáver, en trozo de carne que se pudría, y fue colgada de un gancho en la pared."
Otros visitantes del mundo subterráneo, incluyendo a Perséfone, a Orfeo, a Psique, a Ulises, a Jonás o a Cristo, han atravesado por la misma situación. La Madre Oscura ha devorado a Inanna, se ha convertido en su tumba, y a la vez, la ha identificado consigo misma, y la está regestando de nuevo a partir de su sustancia.
Dos pequeños seres de la tierra vienen a rescatar a Inanna. Ellos se acercan a Ereshkigal, y ven su sufrimiento. Sus continuos dolores, de parto, de abandono, de falta de reconocimiento, de relegación al olvido y al abismo. Y sienten compasión. La miran, la escuchan y la reconocen.
La reconocen. No es necesario más.
La Señora oscura les concede su favor y su deseo. Les permite llevarse el cadáver de Inanna, que más adelante será revivificado con el agua de la vida (¿lágrimas?).
La madre devoradora ha soltado a su presa. La criatura salida del abismo puede iniciar de nuevo su camino.
Y, en el proceso, la propia madre se transforma. Se va transformando de Ereshkigal a Gea, la madre tierra, a Eva, la madre natural, a María, la madre protectora y, también, la madre dolorosa, capaz de permitir, pese a su sufrimiento, que sus hijos emprendan su camino, aún sabiendo que en él encontrarán dolor, capaz de confiar en el destino de sus hijos, de esperar, y siempre esperar, a veces contra toda evidencia, que llegará también para ellos, para cada uno de ellos, el momento de la resurrección; y finalmente se transforma en Sofía, el aspecto femenino de Dios, que las insume y las conforma a todas, la Madre transparente en cuyo seno habitan eternamente las criaturas:

"Antes que los abismos, fui engendrada yo; antes que fuesen las fuentes de abundantes aguas... Antes que hiciese la tierra, ni los campos, ni el polvo primero de la tierra. Cuando fundó los cielos, allí estaba yo, cuando puso una bóveda sobre la faz del abismo... Cuando fijó sus términos al mar para que las aguas no traspasasen sus límites. Cuando echó los cimientos de la tierra, estaba yo como arquitecto, siendo siempre su delicia... recreándome en el orbe de la tierra, siendo mis delicias los hijos de los hombres..."

Ella es la madre Tao, en la que todas son una:

"Engendrar y criar,
engendrar sin apropiarse,
obrar sin pedir nada.
Ésa es la gran virtud.."

Y, a la vez, el gran ciclo en el que, a través de la verdad y del reconocimiento (Sofía), todo se transforma y se va haciendo transparente.

14 comentarios:

  1. Precioso texto!!
    Es como el descenso iniciático a los mundos infiernos en la psique, para rescatar al alma herida y atormentada, que se encuentra prisionera en las redes de la ignorancia, custodiada por el temible dragón (que yo misma he creado).
    El héroe, con sus armas de pureza, audacia y verdad, se enfrenta al dragón y vence, y libera al alma, devolviéndole su pureza e inocencia, regresándola de nuevo a la luz y a la vida.

    Son muy simbólicos estos relatos, nos hablan de nosotr@s mism@s. Del mundo interior inexplorado...

    Gracias Soledad por estar ahí compartiendo con nosotros un año ya, aunque te he conocido hace poquito!! felicidades por ese cumpleaños.

    Un gran abrazo de corazón

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por haber cumplido un añito

    Espero sean muchos más si es tu deseo, el mio si lo es, aunque no sé por q. derroteros nos llevará la vida, hoy por hoy por alguna razón nos toca compartir y compartiendo con grandes personas como tú querida Soledad, yo me siento feliz

    Exctremecedora historia la q. nos traes, hemos de pasar todas esas etapas de la ignorancia para al fin ver la verdad , una y otra vez las huellas del olvido , la renuncia , el dolor , dejan marcas sangrantes q. serán aliviadas , cuando se haga la luz, cuando todo se transforme de nuevo

    Reconozco en tu entrada a la MADRE por excelencia

    Has estado perdida en los prados querida Soledad,? no me contestes, sólo q. te eché en falta

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Más o menos. Arianna, más o menos,por los prados y por las cuevas.
    Ari, Angelina, gracias por la felicitación de cumpleaños.

    ResponderEliminar
  4. Curiosamente, me he equivocado. Hoy hace un año y un mes que comenzó este blog. Pensaba que era hoy.

    ResponderEliminar
  5. En cada muerte hay resurrección. "La criatura salida del abismo puede iniciar de nuevo su camino", dices con palabras de oro, Soledad.
    Al amanecer, el Solinicia de nuevo su camino. El día es luz por fuera para recorrer el único camino: el destino. Ese oscuro destino del que nada sabemos, salvo que aquí está, corporizado en este presente.
    El impulso del día junta luz para recorrer este oscuro destino que se revela en el instante. Junta y junta luz el día, hasta que se pliegue y se oculte dentro de sí mismo y sobrevenga la noche otra vez. Y así, como germen de luz, recorrerá la noche hasta el amanecer, que vendrá de nuevo a decirte: "Aprovecha el día, Soledad".
    Nos has encontrado en el camino para darnos a beber agua de vida, con esta historia terrible y hermosa. Gracias, Soledad

    ResponderEliminar
  6. Lo aprovecharé, Furia, todo lo que pueda.
    Un gran abrazo y todo mi amor.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades querida Soledad! Y el texto maravilloso: el Eterno femenino siempre evolucionando pero a la vez antiguo, luminoso y oscuro, en nosotras y en todo a la vez.
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades Soledad por este 12 + 1 mes. Estos textos de carácter simbólico y mítico son siempre susceptibles de múltiples evocaciones. Este, en concreto, es bastante poderoso.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Hola Soledad:

    Felicitaciones por el aniversario de tu espacio!
    Este poema es muy bello y sabio, en él reconocemos nuestros propios pasos y búsquedas, que son los que siempre ha vivido el ser humano...."Antes que Abraham, Yo Soy",...así lo dijo Jesús y así lo interpretaron y transmitieron todos los grandes maestros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hermoso y profundo, este simbólico texto.

    Brindo por tu año y medio de andadura.

    Un abrazo Bea

    ResponderEliminar
  11. Un abrazo por este aniversario que celebras con este texto tan certero. Hay que llegar a sucumbir para de nuevo emerger en la Verdad, felicidades.

    ResponderEliminar
  12. Feliz cumpleblog, Soledad!

    Gracias por tu texto. La cultura patriarcal ha intentado someter a la mujer vendiendo en sus cosmogonías y arquetipos que la libertad sexual de la mujer era demoníaca y estaba ligada al sufrimiento.

    Esta es una creencia aún vigente cuyos hijos son el miedo y la culpa, algo a erradicar si queremos construir una feminidad sana en nosotras mismas, en nuestro modo de compartir y relacionarnos, respetando y amando esta nueva tierra que emerge poco a poco.

    Seamos libres desde el amor hacia nosotras mismas, hacia nuestras relaciones y hacia el medio que nos acoge, la generosa Gaia con sus eternos ciclos de renovación.

    Y que tu blog alumbre los cambios y la transformación hacia la luminosidad del Ser.

    Un beso.

    ResponderEliminar