6/5/09

6 mayo 2009

En la tumba de Rumi:

Ven, ven, quienquiera que seas
creyente o no creyente, mago o pagano, ven
ven a la casa de la esperanza.
Y
bien muestra lo que eres
o bien sé como te muestras.

5 comentarios:

  1. Namasté Soledad.

    Debemos ser como somos y no mostrar lo que los demás esperan que seamos.

    ResponderEliminar
  2. Vayamos a la casa de los no-conceptos!

    ResponderEliminar
  3. om

    hola Soledad!

    que bella invitación...
    quien tuviera el valor de mostrarse tal cual es!...
    tu post me recuerda el versito de Tagore:
    "Bendito aquel que no es más grande que su verdad ! "
    Un abrazo.

    ResponderEliminar